Diario de una alerta.

Día 19.


Menudo día extraño en cuanto al clima. Desperté esta mañana con una foto que me mandó mi amiga Sonia, se podía ver claramente la montaña desde San Pedro completamente nevada en su parte más alta. Después, tan pronto se dejaba ver el azul del cielo como a los diez minutos unas nubes bien grises descargaban un buen chaparrón. A eso de las tres de la tarde, una granizada que dejaba los techos de los coches blancos por un rato. Para acabar una tarde fresca, pero con sol y mejorando conforme este llegaba a ponerse para dejar atrás un día más.


¡Mañana es viernes ya!


Con la granizada estuve a punto de sacar un vaso bien grande por la ventana para luego aderezarlo en condiciones y hacerme un buen mojito. Porque no había almorzado aún, que si no…


Esta tarde he hablado por teléfono con un buen amigo, el bueno de Félix y señora, a sus 93 años la queda tela por cortar y, con mucha gracia, me comentaba el número de papeletas que llevaba si osaba salir. Está bien cuidado y mimado, afortunadamente.


También he llamado a Jose Antonio, era su cumple, así que me debe un par de rondas con sus intereses correspondientes. Por cierto, si por momentos es complicado compartir 24 horas con Pepe, mi hijo de doce años, compadezco a su novia. Él ha cumplido 40 y…


Y en esta sobreinformación en la que vivimos, leo hoy en algún periódico que los informes de Inteligencia en EE.UU. han concluido que China ha falsificado el número de fallecidos. ¡Joder con los servicios de “listos”! ¿Y no son capaces de concluir que el virus es peligroso y que se contagia con rapidez y tener así una, al menos, mínima previsión?
Que aquí es tres cuartos de lo mismo. Ya hables de la nación o de la autonomía. Que me da a mí que nos toman por tontos a todos. Tanta cifra diaria contando como “más nos interesa”, tanta media verdad, que al final resulta igual o más grave que una mentira completa. Eso, los que gobiernan. Y los que “se oponen”, ¡Cuánta clarividencia y bien hacer! Que si pagas extra, que si compensaciones, que si tal y que si cual…El caso es que va a resultar que es mejor que gobierne el que pierde las elecciones, el Gobierno de la Oposición. Dado lo clarito que se ve todo desde ahí, igual es lo mejor. Nos va a ir genial.


Es puro sarcasmo, amigo diario. Es que a este paso, mejor va a ser limitarnos a oír un boletín en radio una vez al día y, luego, desconectar por completo. O incluso, mejor, desconectar al cien por cien y que alguien me avise a voces desde la calle, como cuando existían los serenos, de las novedades importantes que acontezcan.


Bueno, que ya anochece y se nos va el día. Mañana nos metemos en la cuenta de los veinte. Voy a preparar una súper hamburguesa para Pepe y para mí, pero sin pan.


Y luego, nos vamos a meter en la camita y vamos a buscar una nueva serie a la que engancharnos para ver algún capítulo antes de dormir.


Así que hoy lo dejo aquí. Mañana parece que tendremos día soleado, a ver si podemos tomar una cervecita a mediodía en la terraza con vistas a algún vecino. ¡Salud!


Buenas noches.

Comparte esto:

Autor: Alberto López Barrio

Nací en 1973, el destino nos llevó a San Pedro de Alcántara donde, en julio de 2011, abrimos una librería, Espacio Lector Nobel San Pedro. Ahora comenzamos con este blog que, esperamos, sea punto de encuentro de muchos amigos aficionados a la lectura.