EL TALENTO DE MRS. HIGHSMITH

Patricia Highsmith (1921-1995) Biografía

“Tom le envidió intensamente, con un sentimiento mezcla de envidia y de piedad por sí mismo.”

Esta cita pertenece a la novela de Patricia HighsmithEl talento de Mr. Ripley” la novela que vertebra probablemente la carrera literaria de la novelista norteamericana más brillante que ha dado el siglo XX en novela de suspense o policíaca. La escritora, nacida en Texas, cambió el desprecio de su país por la veneración que producía su obra en Europa.

Desde que la descubrí siempre me ha parecido muy por encima de la sobrevalorada Agatha Christie, cuya fama como escritora policíaca pareciera superar de modo injusto a Highsmith, puesto que los personajes de Highsmith son infinitamente más complejos y creíbles que los estereotipados de Christie (a quien por cierto debo reconocer veneré en mi infancia). Las novelas de Highsmith giran alrededor de la culpa, del crimen y de la mentira.

La novelista norteamericana nos muestra con recurrencia temas como la homosexualidad, la lucha interna de los personajes y sobretodo la fascinación que éstos sienten cuando bordean el peligroso sendero de la psicopatía. Posee un estilo directo y sencillo que se diría incluso económico como su admirado Guy de Maupassant.

Así nos encontramos en el cine, ese partenaire cuasi perfecto de la literatura, un vehículo imprescindible para ayudarnos a entender la literatura de Patricia Highsmith en títulos tan extraordinarios como “Extraños en un tren” (Alfred Hitchcock, 1951) , “A pleno sol” (René Clemént, 1960) o la magnífica “El talento de Mr. Ripley” (Anthony Minghella, 1998). Si bien Highsmith ha sido adaptada en algunas ocasiones más a las citadas, es ineludible sentirse casi atrapado en estos títulos sin despreciar por supuesto las dos adaptaciones que la novela “El juego de Ripley” tuvo con  “El amigo americano” (Wim Wenders, 1977) con Dennis Hopper y la versión homónima de 2002 de Liliana Cavani con John Malkovich. Otra de sus grandes novelas sería la polémica “Carol” que Todd Haynes en 2015 llevó a la gran pantalla con una siempre brillante Cate Blanchett.

¿Cuánto estaríamos dispuestos a hacer por ser otra persona? ¿Qué hallamos en común entre el psicópata Bruno Anthony de “Extraños en un tren” y el Tom Ripley de las dos cintas posteriores?  Sin duda alguna la idea de suplantación persiste en las tres películas.  A los dos no les gustan sus vidas. Anthony quiere la vida de Guy Haines (Farley Granger), quiere su fama, su éxito con las mujeres, es un tenista célebre y todo le sonríe. Tom Ripley quiere lo que Dickie Greenleaf posee… dinero, belleza, atractivo, personalidad… ambos personajes abordan a sus víctimas para pegarse a ellos como haría una sabandija imposible de ser desprendida. Ambos  poseen esa ambigüedad moral tan utilizada por Highsmith en sus personajes.

Son seres turbios, llenos de complejos que utilizan a la sociedad y a sus comportamientos hipócritas para conseguir sus logros. Bruno Anthony no tiene reparos en plantearle un doble crimen a un desconocido al que admira (Guy debe matar a su padre y él a cambio se deshará de la incómoda ex mujer de Guy) , Tom Ripley no duda en aceptar la oferta del padre de Dickie para ir a Italia a convencerlo de que regrese de su vida llena de lujos y placeres.  Ambos Ripley serán retratados de forma distinta pero igualmente apasionante tanto por René Clemént con Alain Delon como Anthony Minghella al filmar a Matt Damon.

En “A pleno sol” la fuerza de la película reside principalmente en una puesta en escena asfixiante que posee una intensidad brutal. Una película que se adentra en lo más profundo de la condición humana para retratar las miserias del protagonista cuyo arribismo y amoralidad se tornarán ante el espectador en una extraña fascinación a la que sin duda contribuye de manera notoria la elección de los actores, tanto la mirada turbia de Alain Delon  como Maurice Ronet embelesan a la cámara haciéndola suya.

El Tom Ripley de Minghella sin embargo presenta una cara distinta pero no menos apasionante.  Matt Damon compone un personaje brillante a través de los distintos matices que presenta. Por un lado frágil, desvalido, lleno de complejos por su origen humilde. Un ser que merece triunfar en la vida por su gusto refinado, su talento, su manera de entender la vida. Pero por otro lado un psicópata ambicioso nada dispuesto a renunciar . Será en el momento en que la volubilidad del niño bien de Dickie Greenleaf (extraordinario Jude Law) le haga sentir que es un estorbo y que ya no forma parte de ese maravilloso universo creado en Mongibello junto a su novia Marge (una Gwyneth Paltrow llena de luz a la que la cámara parece adorar) cuando Tom Ripley aparecerá en su cara más real. Cuando se acaben las noches de jazz, los paseos en barco y las puestas de sol, Tom Ripley languidecerá como el verano que se acaba.

Son tres cintas que como Highsmith refleja en las obras que las inspiran muestran temas recurrentes en su literatura. El desprecio por la figura paterna a quien pretende asesinar  en “Extraños en un tren”, la homosexualidad  del personaje de Tom en la cinta de Minghella, el arribismo del Ripley que interpreta Delon en “A pleno sol”. Todo converge sin embargo en la misma idea, la del personaje que no se somete a los conceptos morales de la sociedad. Hithcock creó un thriller lleno de virtuosismo, René Clemént otro thriller lleno de color y luz para acabar con Minghella que va más allá al adentrarse de forma más evidente en la psicología de un personaje que Patricia Highsmith encumbra como uno de los grandes iconos literarios de la novela policíaca sin ser ni detective, ni policía… un estafador, un suplantador, sin escrúpulos, sin moral y sobre todo sin remordimiento. La fascinación que el personaje va adquiriendo al sentirse cada vez más fuerte traspasará primero el papel y luego la gran pantalla para quedarse definitivamente con nosotros.

Rubén Moreno

Comparte esto:

Regresa Harari, autor de Sapiens

Yuval Noah Harari, Profesor de historia, israelí nacido en 1976, regresa el 30 de agosto a las librerías con «21 lecciones para el siglo XXI».

«Hay un desfase entre la realidad y nuestra percepción de la realidad». Frase del propio autor que ya invita a reflexionar sobre todo lo que luego abarcará en sus libros.

21 lecciones para el siglo XXI

 

El autor del aclamado «Sapiens, de animales a dioses», con  millones de ventas mundiales. Superando los cien mil ejemplares vendidos en España, publica a finales del mes de agosto este título editado por Debate.

Y es que conseguir actualmente esas cifras de venta, más si hablamos de publicaciones de no ficción, resulta casi milagroso.

Mientras llega a nuestras manos este título, podemos leer la sinopsis, nos deja con ganas de adentrarnos en sus páginas.

«21 lecciones para el siglo XXI es una exploración de nuestro presente. ¿Cómo podemos protegernos de las guerras nucleares, los cataclismos ecológicos o las tecnologías disruptivas? ¿Qué podemos hacer contra la propagación de la posverdad o la amenaza del terrorismo? ¿Qué debemos enseñar a nuestros hijos? Con la misma prosa inteligente, fresca y provocadora, Harari vuelve a librerías con un nuevo título. 21 lecciones para el siglo XXI, en el que examina algunas de las cuestiones más urgentes de nuestro presente. El hilo dorado que recorre este estimulante nuevo libro es el desafío de mantener nuestro enfoque colectivo e individual frente al constante y desorientador cambio que estamos viviendo. ¿Somos aún capaces de entender el mundo que hemos creado?»

Sapiens y Homo Deus

 

                            

Como se mencionaba anteriormente, resulta muy curioso que ensayos de estas características despunten con altas cifras de ventas. Probablemente, ayuda mucho una escritura fluida y desenfadada pero llena de información y argumentos. Se hace habitual la palabra «provocadora» cuando acudes a opiniones o críticas de sus obras ya publicadas, lo que seguro es un factor que ayuda a alcanzar las citadas cifras.

Como dato curioso, Sapiens fue publicada inicialmente en hebreo siendo luego traducido a más de 30 idiomas.

En Sapiens (496 pags., Debate) ya propone que el definitivo triunfo de nuestra especie fue debido a tener la «capacidad de poder contar y creer historias», o como comenta Harari, la necesidad de «cotillear». Dividido en 4 partes, aborda desde los orígenes del mundo y la aparición del Homo Sapiens, pasando por la denominada revolución agrícola, la edad moderna y la globalización para acabar  con la revolución científica y hacía dónde nos llevará esta.

En Homo Deus (528 pags., Debate) nos ofrece una visión de lo que nos depara el futuro. Futuro no tan lejano… y sí, eso da miedo. Resulta inquietante leer que la tecnología, en sus diferentes aspectos, llegará a saber más y mejor sobre una persona que ella misma.

Inquietante…

Si resulta que un sensor, como los smartwatch que ya usamos actualmente, cada vez más avanzados y con mayores prestaciones, puede medir continuamente tus datos biométricos, estado de salud o sentimientos en cada momento, llegará un momento en que no sean necesarios los médicos, al menos en su faceta actual. Los taxistas luchan hoy contra las nuevas plataformas que surgen y ven como competencia desleal cuando en un par de décadas o tres la conducción autónoma será la que gestione los transportes públicos. En definitiva, surgirán nuevos empleos, sí. Estos no serán suficientes para cubrir millones de puestos que se convertirán en obsoletos y, ¿qué ocurrirá con estos individuos?

Desde luego, tras estas pinceladas, no resulta extraño que el éxito haya sido tan brutal. Por supuesto, ha sido de gran ayuda que personajes de la talla de Barack Obama (Sitio oficialMark Zuckerberg hayan hablado muy positivamente de los libros de Harari.

Y tú, ¿ya los has leído?

Y, si no es así, ¿te dejamos con ganas de repasar sus páginas?

En cualquier caso, mientras decides «meter mano» o no a estos títulos, podemos leer un par de entrevistas al profesor, tan interesantes como inquietantes, para hacernos una idea de hacía donde va encaminado el ser humano, la tecnología y el control que esta tendrá sobre cada uno de nosotros:  Harari 1  y  Harari 2

Alberto López

Comparte esto:

Nuestros inicios en el club de lectura

Librorum et Gulae se ponía en marcha

El 8 de mayo de 2014 comenzaba su camino este club de lectura.

Las dos primeras lecturas: «Paradero desconocido» e «Intemperie«.

Fueron dos joyas que, a buen seguro, podemos afirmar que aún no fueron superadas en estos ya 5 años que llevamos compartiendo ratos y lecturas.

Paradero desconocido, una novela muy breve. Un intercambio de cartas entre dos íntimos amigos, un alemán y un judío. En sus poco más de sesenta páginas podemos ver como, a la vez que avanza el régimen nazi, la relación entre ellos se deteriora. Más interesante si cabe sabiendo que se escribió en 1938.

 

Intemperie, de Jesús Carrasco. Una auténtica joya. Tanto como dura. Una historia fría, angustiosa por momentos. Sin nombres en los personajes ni lugares. Claramente se sitúa en un ambiente rural. Y seguiremos la huida de un niño que, más tarde, se cruza con un cabrero. Unas 200 páginas de una magistral escritura con multitud de palabras ya en desuso que quizás buscan meterte aún más en ese ámbito rural.

Dos lecturas que originaron un gran debate en el club, mucho más teniendo en cuenta que fue la primera reunión y la mayoría prácticamente no nos conocíamos… desde entonces, muchas letras, tapeos, risas y buenos ratos.

Ambas novelas nos sitúan en situaciones límites que nos llevan a preguntarnos hasta dónde seríamos capaces de llegar. Las dos lecturas provocan, después de leer la última página, un tiempo de reflexión.

Y estas reflexiones, puestas en común en el club de lectura, te llevan a plantearte diferentes puntos de vista. Está claro que muchas veces creemos tener algo muy claro y resulta que no lo era tanto…  Eso es lo maravilloso de poder debatir sobre un libro que hemos leído un grupo de personas. Encontrar puntos de vista opuestos al que originalmente traías a la reunión. Ver detalles que pasaron por alto durante tu lectura.

Así que… ¡Te esperamos en el club!

Comparte esto:

Hoy nace un nuevo proyecto

Por fin, tras mucho tiempo en mente, nos decidimos a darle forma a este, nuestro rincón, vuestro rincón, de Librería Nobel en San Pedro Alcántara en este mundo de internet y redes sociales.

Será un blog donde podamos encontrarnos y hablar de novedades en el mundo del libro, donde recordemos grandes clásicos, donde descubramos esos títulos no tan comerciales pero que tras leerlos nos dejan esa sensación de haber leído un tesoro.

Tendremos nuestro rincón para estar al corriente de las reuniones de nuestro Club de Lectura (Librorum et Gulae), ¿aún no lo conoces?

Y, como no todo es lectura, también te tendremos al tanto de novedades y cosas interesantes en papelería y juegos. Y siempre tendrás a mano el enlace a la web de librerías nobel, www.libreriasnobel.es

¡Bienvenidos!

 

Comparte esto: