Los asquerosos, Santiago Lorenzo.

Dado el éxito que estaba teniendo en los últimos meses Los asquerosos (editorial Blackie Books), se propuso como lectura para nuestro club y decidimos hincarle los dientes a ver qué sensaciones nos producía.

Es evidente que, una vez leído, y habiendo establecido la reunión para una tarde-noche en la Bodeguita de la abuela, la cosa solo podía salir bien.

Efectivamente, así fue. Entre vinos, montaditos y un queso viejo que quita el «sentío», desmenuzamos las poco más de 200 páginas de esta novela.

Nos encontramos con una cuidada edición en tapa dura, con un dibujo que ya nos deja una pincelada de la austeridad y soledad que vamos a encontrarnos durante la lectura.

Sinopsis
Manuel acuchilla a un policía antidisturbios que quería pegarle. Huye. Se esconde en una aldea abandonada. Sobrevive de libros Austral, vegetales de los alrededores, una pequeña compra en el Lidl que le envía su tío. Y se da cuenta de que cuanto menos tiene, menos necesita. Un thriller estático, una versión de Robinson Crusoe ambientada en la España vacía, una redefinición del concepto «austeridad». Una historia que nos hace plantearnos si los únicos sanos son los que saben que esta sociedad está enferma.

Así que nos involucramos con Manuel (que por cierto, no es su verdadero nombre) en su huida, nos encerramos en ese pequeño pueblo y vivimos un periodo de su vida que quizás se parece en buena medida a la propia forma de vivir del autor. Nos daremos de bruces con los «Mochufas», ¿una nueva clase social? Bueno, más bien, un nuevo concepto para una clase que ya existe y con la que convivimos en nuestro día a día.

Fue una lectura que ofreció mucho debate e intercambio de opiniones ante su continua crítica a la sociedad, a la falta de libertad, libro repleto de asquerosos entre sus páginas. Un texto con muchas nuevas palabras. Palabras inventadas pero que se entienden perfectamente durante la lectura. Situaciones cargadas de sátira con las que, a veces, no sabes si reír o llorar.

Un libro que desde que saliera a la venta a finales de 2018 ha tenido una larga lista de reimpresiones así como una gran acogida por parte de libreros y lectores.

Personalmente, no suelo fiarme demasiado de títulos que ya vienen apoyados en grandiosas campañas de marketing. Como en este caso, parece más sensato dejarte guiar por opiniones de los mencionados libreros y algunos devoralibros. Algo similar pasó con Intemperie, aquella primera lectura de nuestro club, allá por 2014. Curiosamente dos novelas, dos ambientes rurales que, quizás desde esta última, se puso un poco de moda.

Aunque no a todos los miembros de Librorum et Gulae les maravilló la novela, si es cierto que a todos nos quedó una grata impresión con la lectura de un libro un tanto diferente y que resulta de lo más apropiado para una tertulia literaria y un debate intercambiando distintos puntos de vista. Como, por ejemplo, decidir quienes son esos asquerosos del título. ¿Manuel y su tio?¿Los mochufa?¿Quizás toda la sociedad? No sé… puede que algunos se libren de poder ser encasillados en este «selecto» club.

Y tú, ¿Lo leiste?¿Qué te pareció?

Si te gusta la lectura y te animas a un rato de charla, nos reunimos el próximo 16 de marzo. El libro elegido será Las mutaciones, de Jorge Comensal. ¡Nos vemos!

Comparte esto:

La librería ambulante. Christopher Morley

Regresaba nuestro Club de lectura, Librorum et Guale, este pasado 4 de abril con una magnífica reunión

No es habitual que un libro resulte tan del agrado de todos los participantes en las reuniones del Club. Por eso, este título merece un lugar de honor entre las ya abundantes novelas leídas en estos casi 5 años de andadura.

Y es que el próximo 8 de mayo se cumple un lustro de reuniones, encuentros y tertulias en Librorum et Gulae. ¡Habrá que celebrarlo como merece!

Volviendo al libro de Morley, nos encontramos con una bonita edición de Ed. Periférica en tapa dura que no llega a las 200 páginas pero que destilan encanto en cada una de ellas.

La librería ambulante, Christopher Morley

El texto, escrito en 1917, narra la historia de la señorita Helen McGill, una soltera ya entrada en años que se encarga de cocinar, del cuidado de una granja así como de su hermano, que se ha convertido en escritor de éxito.

Libros que hablan de libros

Un día llegará a la granja el Sr. Mifflin, con su parnaso -librería ambulante- con el objeto de vendérselo al hermano de Helen. Ella decide que será quien se adelante y lo compre. De este modo se convierte en la propietaria de este carro repleto de libros. Con él recorrerá caminos y granjas llevando el libro adecuado a cada lugar.

Así que los dos emprenden un viaje juntos, para que Mifflin pueda explicar a Helen los entresijos del negocio y, a su vez, ella lo acompañe hasta el tren que ha de llevarlo a él a Brooklyn donde piensa escribir sus memorias, que serán todo un éxito.

La historia, que transcurre en unos pocos días, los lleva a vivir una larga serie de aventuras, contadas con un fino humor y con constantes referencias literarias.

Este sencillo cuento ha pasado a ser uno de los textos que más ha gustado en el Club. Y es que a veces resulta insuperable que un libro hable con tanto amor y delicadeza de libros, ¿no crees?

Si la lees y te quedas con ganas de más, recuerda que puedas continuar con «La librería encantada«. Continuación del libro con nuestra entrañable pareja ya ubicada en una librería física en el mismísimo Brooklyn.

Comparte esto: